top of page

2° Poema colectivo - Taller "Reescribirnos desde y para nosotras"

Nuestras piernas son ese espacio que nos conecta con la tierra, nos enraíza con la vida, con los ancestros, nos conecta con el presente, con el camino en el que andamos


Nuestras manos son muy fuertes y capaces, para hacer desde un tejido hasta un parado de manos, cuestionadas por otros por su estética, para nosotras por sus logros


Nuestras manos son las que cuidan, las que alimentan, las que protegen y las que apapachan cuando otra persona lo necesita


Nuestras manos son creativas y solidarias. Nuestras bocas, una fuente de emociones. Y nuestras piernas son el sostén de nuestra vida y lo que somos en conjunto:

Mujeres valiosas, auténticas y poderosas.


Mis manos me recuerdan el rostro de mi padre que ya no está; mis piernas, con su fuerza, me han sostenido y me han llevado a muchas aventuras en el mar y la montaña; mi boca, me hace pensar en mis raíces, en que tiene un poco de mi padre y de mi madre, de mis ancestros, de mi cultura, de femineidad.


Nuestras manos son esa belleza inexplicable entre sus únicas formas, entre ese gusto y disgusto, pero que nos dan fuerza para pararse en ellas y dar cariño con ellas.


Nuestras manos son símbolo de lo femenino, que muchas veces no encaja con lo que nos muestran que es, por eso dudamos de nuestro cuerpo y de su propia belleza, por eso nos cuestionamos, ¿es esto lo que deberían representar, cómo deberían de ser?, haciendo a un lado su propia historia, aquella que se reconoce en ellas.


Nuestra boca grita cuando no soporta más que se vivan injusticias en nuestros cuerpos, grita con rabia para defender nuestras vidas


Nuestras bocas, nuestras bocas nos han permitido estar aquí, conociéndonos, hablándonos y reconociéndonos. 


Nuestras bocas nos han llevado a mostrar nuestros pensamientos, a que las demás reconozcan el sonido de nuestras voces, y volvernos así comunidad.


Nuestras bocas nos han permitido hablar de nuestras dolencias, que en mayor o menor medida compartimos, desde lugares distintos. Y lo más importante, nuestras bocas nos han permitido sentirnos acompañadas.


Nuestras bocas las que expresan con palabras con sonrisas. Aquí sí que hay dilemas y se sienten cuando se tensan.


Nuestras bocas son la puerta que se abre para salir la voz, que tiene sus guardianes los dientes para morder a aquellos que quieran interponerse con lo que se debe y se tiene que decir.



Lala, Atziri, Ili, Brenda, Andy, Andri y Mildred

29 de febrero de 2024

Edición 11

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page